Y tú, ¿sabes cómo identificar una bebida adulterada?

Karina Martínez / Gaceta FES Aragón

Una bebida adulterada es, usualmente de tipo alcohólico, a la que se adicionan ciertos compuestos químicos –por ejemplo, etanol y metanol–, que resultan nocivos para la salud. Dado que éstas son alteraciones a los productos comercializados, carecen de regulación salubre y sanitaria, y suelen distribuirse porque aumentan el margen de lucro de los establecimientos.

Los efectos fisiológicos que tiene el consumo de este tipo de bebidas son múltiples y abarcan dolor abdominal, dolor de cabeza, náuseas, ceguera, daños en el hígado y otros órganos; en los casos más extremos, pueden causar la muerte.

Más allá de lo que hacen las instituciones –tal es el caso de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS)–, es necesario que personalmente tomemos medidas para evitar el consumo de bebidas adulteradas; algunas pueden ser:

  • Comprar bebidas alcohólicas en establecimientos que emitan nota o factura.
  • Revisar la etiqueta (correctamente colocada en el envase) y la información comercial de la bebida en cuestión (denominación o nombre, datos del fabricante, país de origen, porcentaje de alcohol, contenido neto, sello del organismo certificador, etcétera).
  • Revisar el envase de la bebida, el cual debe corresponder con la marca y tipo de la bebida que se incluye en la etiqueta.
  • Verificar que la tapa del envase esté completamente cerrada y que no se filtre el contenido del envase.
  • Cuando son bebidas producidas en masa, comprobar que éstas tienen el sello de calidad gubernamental puesto adecuadamente.
  • En caso de haber consumido una bebida específica con anterioridad, paladear para buscar variaciones en el sabor de la misma.
  • En caso de adquirir bebidas alcohólicas en bares y centros nocturnos, la bebida debe ser abierta en presencia del consumidor (quien debe haber revisado previamente el envase y sus elementos de seguridad).
  • Si el precio en el que se oferta la bebida alcohólica difiere en un monto considerable con otros establecimientos, se debe tener cuidado y verificar exhaustivamente su procedencia.

*Fuente: UNAM Global http://www.unamglobal.unam.mx/?p=46247*