En Tamaulipas, el PRI corre a tres de sus candidatos por vínculos con la delincuencia

Por presuntos vínculos con la delincuencia organizada, el PRI anunció este sábado, la expulsión de tres de sus candidatos a presidentes municipales en el estado de Tamaulipas.

Manlio Fabio Beltrones, líder del tricolor, reveló que además de la separación del partido, el CEN del PRI procederá a la cancelación del registro como aspirantes a las alcaldías de Hidalgo, Mainero y Villagrán, ante las autoridades electorales.

“A los tres candidatos que fueron amenazados o comprados por el crimen en Tamaulipas y que hemos decidido expulsar, apoyan abiertamente al PAN. El PRI no se prestará para dar votos a quienes ceden o están coludidos con el crimen. Actuaremos igual en cualquier caso que se presente en todos los estados”, afirmó el sonorense.

Tamaulipas es una de las entidades más violentas de la república mexicana y centro de operaciones de diversos cárteles de la droga que disputan el control de la plaza, uno de los principales corredores de la cocaína procedente de Sudamérica. Actualmente, a pesar de la presencia de las fuerzas armadas en la región, las constantes balaceras, bloqueos, levantones y extorsiones continúan aterrorizando a la población, lo que ha derivado en que el Departamento de Estado de la Unión Americana la haya incluido en sus alertas de viaje.

De ahí que no sorprenda la posible colusión de los aspirantes a alcaldes en ese estado pues bien pudieron estar sujetos a la contundente oferta de los delincuentes: plata o plomo. La sospecha parece confirmarse con la declaración de Beltrones: “… la determinación se adoptó porque hay fuertes indicios de que en esos tres municipios los candidatos fueron amenazados o comprados por los delincuentes para que se pusieran al lado de ellos.

“Preferimos no tener candidatos en ninguno de esos tres municipios a concederles un voto de legitimidad a los 'malos' que están atrás de ellos", señaló el presidente priista y conminó a los demás partidos políticos a actuar en consecuencia y quitarle el registro a aquellos candidatos que no se identifiquen con lo que quieren los tamaulipecos que es la paz y la tranquilidad. “No queremos tener ningún contubernio con la delincuencia”, concluyó.