Subraya la CIDH profunda crisis de seguridad en México

México enfrenta una profunda crisis de seguridad que afecta gravemente los derechos humanos y, particularmente, la seguridad de los periodistas, reiteró este jueves la Comisión Interamericana de  Derechos Humanos (CIDH) a través de su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión.

Al condenar el asesinato del periodista Mario Leonel Gómez Sánchez el viernes pasado en Yajalón, Chiapas, el organismo internacional instó al gobierno mexicano a redoblar esfuerzos para fortalecer sus políticas de prevención y protección de violencia contra periodistas.

La república mexicana está convertida en una de las naciones más peligrosas en el mundo para ejercer el periodismo, particularmente aquel que se atreve a criticar al gobierno en cualquiera de sus tres niveles, o a las organizaciones criminales. De acuerdo a la organización Artículo 19, tan sólo durante lo que va del sexenio de Enrique Peña Nieto han sido ejecutados 46 comunicadores.

De acuerdo a la propia organización civil, del año 2000 a la fecha, 119 periodistas (110 hombres y 9 mujeres) han sido masacrados. En esta barbarie, destaca el desinterés oficial por investigar y hacer justicia. La tarea de las autoridades se reduce a pretextos, demagogia y falta de resultados.

*Nota del Editor: Foto: Especial Internet*