Sí existe en México crisis en derechos humanos, reconoce Senado de la República

En México sí existe una crisis en materia de derechos humanos y en este contexto no ha sido fácil el trabajo para aprobar una legislación que impida la tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes, reconoció Miguel Barbosa Huerta, presidente del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República.

Barbosa Huerta denunció que, incluso, la labor del Poder Legislativo en este tema “ha sido motivo de muchos obstáculos, de muchas presiones de las instituciones del Estado que permanentemente se ven involucradas en este tipo de comportamientos”.

Durante el foro “La tortura en México”, el también coordinador del Grupo Parlamentario del PRD enfatizó que el combate al crimen organizado –que desde luego también tiene que desarrollarse desde la visión de la estrategia y la fuerza policial– “no debe de verse como la guerra de exterminio”.

Asimismo, abordó un tema delicado que llamó la atención de la opinión pública, y especificó que en otro país una conclusión como la de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) –en la que se señaló que 24 personas fueron ejecutadas y una más incinerada en Tanhuato, Michoacán– “hubiera sido de un enorme impacto”, pero, en México,  se minimizó la información y se cuestionó el papel de la CNDH en el caso, señaló.

Por lo tanto, subrayó, son necesarias “leyes más precisas”, que estén al mismo nivel de las que existen en otros países, para poder aspirar “a la buena marcha de todas las fuerzas del orden y al respeto irrestricto de los derechos humanos”. Finalmente, el ex presidente de la Cámara alta hizo un llamado a los mexicanos para no rendirse y construir una mejor sociedad, donde la autoridad respete cada vez más los derechos humanos.