Se utilizan aviones de la Fuerza Aérea y helicópteros oficiales para viajes familiares, denuncian en Cámara de Diputados

Hoy, la palabra “austeridad” es una moda, al menos entre la clase política afín al virtual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, algunos políticos de otras filiaciones, ya se suman  “oportunamente” a la plataforma del pretendido ahorro de los recursos públicos.

Así que en la Cámara de Diputados, a unos días de que termine la actual legislatura, ya se propone reformar la Ley General de Responsabilidades Administrativas, con el propósito de culpar por desvío de dinero público al servidor público que utilice vuelos privados para el ejercicio de su cargo, así como automóviles con un valor superior a los 300 mil pesos.

La iniciativa del legislador panista Jorge López Martín, agrega un párrafo al artículo 54 en materia de las faltas administrativas graves de los servidores públicos, considera, además, que el uso de helicópteros y aviones para fines distintos de los que fueron adquiridos, es muestra del empleo indebido que se hace de los recursos, sin que a la fecha existan investigaciones pertinentes.

Es sabido que ciertos funcionarios, incluso, son proclives a utilizar vehículos oficiales para asuntos personales, basta recordar al entonces director de la Conagua, David Korenfeld, quien fue despedido en el 2015 por ser exhibido en las redes sociales usando un helicóptero de la dependencia con fines personales. No obstante, hay seguramente más casos que no trascienden a la opinión pública.

Son los casos -señaló López Martín- de servidores públicos que “han utilizado los bienes de la Fuerza Aérea Mexicana para fines ajenos a su actividad, así como el uso de helicópteros oficiales para viajes familiares”.  

Por lo pronto, la Comisión de Transparencia y Anticorrupción de la Cámara baja ya analiza dicha iniciativa. En uno de sus considerandos, el documento subraya que se utilizan los recursos públicos de manera no apropiada y se gasta en lujos exagerados no necesarios; señala como ejemplo, los vehículos en los que se transportan, tanto terrestres como aéreos.

Aunque es improbable que se apruebe el proyecto, al menos en la actual legislatura, pues los señores diputados están muy ocupados en recibir su retiro por más de un millón de pesos, el tema debe ser analizado seriamente por quienes llegarán a ocupar una curul el próximo septiembre.

*Nota del Editor: Foto: Especial Internet*