Revire del 28 de septiembre de 2016

Corrupción, crímenes, robos, ineficiencia del gobierno por burocracia, impuestos elevados, regulaciones fiscales, difícil acceso al financiamiento e inadecuada infraestructura, son algunas de las calamidades que tienen a disgusto y sumamente preocupados a los empresarios de México. El dato, derivado de la encuesta realizada para determinar el Índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial 2016-2017, muestra el difícil entorno que viven las empresas en el país. A pesar de ello, nuestra nación avanzó seis lugares al ubicarse en el lugar 51 de un total de 138. No obstante, la república mexicana se estableció en la nada honrosa posición número 135 en cuanto a crimen organizado, sólo tres lugares antes del peor lugar, de acuerdo al mencionado informe. Si en medio de la ausencia de un estado de derecho pleno se logra escalar posiciones en competitividad, hay que imaginar dónde estaríamos con un gobierno firme que aplicara la ley.        

Add This: