Revire del 27 de septiembre de 2016

Mientras en Colombia terminó el conflicto armado que duró medio siglo y que costó muchas vidas, además del grave daño social y económico, en México vamos en sentido inverso. La violencia no ha podido ser controlada por el Gobierno, existen zonas donde la autoridad es el crimen organizado que hace y deshace; asesinatos, secuestros, extorsiones, robos a comercios, casas habitación, a peatones, narcotráfico, y un frágil estado de derecho es lo que prevalece actualmente en la república mexicana. A ese peligroso entorno hay que sumar la profunda corrupción que impera sistemáticamente en las instancias oficiales. Nuestro país solía ser admirado  en América Latina y el mundo. Hoy destaca por los constantes escándalos, como el de la “Casa Blanca”, Tlatlaya, los 43 normalistas desaparecidos, la inmensa cantidad de pobres, y el subdesarrollo perenne al que pareciera estar condenado por la tarea de sus pésimos gobiernos. ¡Enhorabuena a todos los colombianos!

Add This: