Revire del 19 de agosto de 2016

Este editorial podría incrementar la percepción del presidente Enrique Peña Nieto, de que se difunden mayoritariamente las malas noticias, sin embargo, debemos agregar otra a ese caudal de hechos que conciernen al gobierno federal. Sucede que la CNDH dio a conocer los resultados de su investigación por la masacre sucedida el 22 de mayo del año pasado en el “Rancho del Sol”, ubicado en Tanhuato, Michoacán. La mala noticia (perdón, señor Presidente), es que se confirma la sospecha: La Policía Federal incurrió en “Violaciones al derecho a la vida por el uso excesivo de la fuerza que derivó en la ejecución arbitraria de 22 civiles”, además, y por el mismo motivo, “en la privación de la vida de 4 personas”. Antes fue el Ejército en Tlatlaya. Ante la barbarie resulta imposible guardar silencio, autocensurarse o suavizar la noticia, la ejecución es una vergüenza absoluta para el Estado.  

Add This: