Revire del 12 de Mayo de 2016

Siguen acumulándose asuntos al “mal humor social”. Ayer la CNDH presentó su “Informe Especial sobre Desplazamiento Forzado Interno en México”. El organismo afirma que dicho fenómeno no está reconocido oficialmente a pesar de su vinculación directa e indirecta con distintas violaciones a los derechos humanos. Luis Raúl González Pérez, el Ombudsman nacional, no se anduvo con rodeos, manifestó la necesidad de que el Estado mexicano admita la existencia del problema, adopte una postura respecto del mismo y emprenda acciones específicas para su atención, como la creación de una ley general en la materia. También señaló que la violencia, la inseguridad, la impunidad, la debilidad de nuestro Estado de derecho y la falta de condiciones adecuadas para el debido desarrollo de las personas, han propiciado que en diversas regiones del país, un número considerable de connacionales abandonen sus hogares para salvaguardarse. Ni cómo sonreír.

Add This: