Retirar invitación a Maduro sería buena señal a la sociedad; es un dictador: PAN

“Tener un violador de derechos humanos en la toma de protesta del presidente electo, manda una mala señal al país y a los ciudadanos y confirma que el gobierno de Morena será similar al de Maduro, absolutamente represivo con su sociedad”, aseveró el diputado federal, Jorge Luis Preciado, integrante de la Comisión de Derechos Humanos, al referirse a la muy probable presencia de Nicolás Maduro el próximo 1 de diciembre, cuando se le coloque la banda presidencial a López Obrador.

El dictador venezolano fue uno de los primeros mandatarios en confirmar su presencia a la ceremonia de cambio de poderes en nuestro país, lo cual provocó una repulsa cuasi unánime de todos los sectores sociales, principalmente de la academia, intelectuales y defensores de derechos humanos.

Preciado Rodríguez (PAN) afirmó que el gobierno electo mandaría un buen mensaje a la sociedad si le retirara la invitación a Maduro. En ese marco de rechazo a la visita del autócrata sudamericano, la dirigencia de Acción Nacional entregó este lunes una carta a la embajadora de Venezuela en México, donde pide que Nicolás Maduro se abstenga de venir.

“Hay suficientes evidencias para afirmar que Nicolás Maduro es un dictador que no respeta los derechos humanos, ni las más elementales libertades públicas, tales como la de libre expresión de las ideas, asociación o reunión”, declaró a la prensa el líder del PAN, Marcelo Torres Cofiño.

Torres Cofiño manifestó que, incluso, el partido blanquiazul ya formuló un requerimiento a Andrés Manuel López Obrador como presidente electo, solicitándole desistir de la invitación a Maduro.

*Nota del Editor: Foto: Especial Internet*