No hemos extirpado aún a la tortura como método de investigación: Senado

“No hemos extirpado aún a la tortura como método de investigación; los desplazamientos como forma ominosa de coacción; la violación al debido proceso como remedio a la negligencia, la corrupción o la ineficacia de los agentes del Estado; las agresiones a periodistas como gatillo para silenciar la libertad de expresión; la discriminación y la exclusión como nuevas manifestaciones de la intolerancia y de la desigualdad”, aseguró el presidente del Senado, Roberto Gil Zuarth.

El legislador afirmó que en el corto plazo se debe abordar un proyecto de modernización de las instituciones para aumentar la capacidad de respuesta del Estado; la eficacia restaurativa de su intervención en las relaciones sociales y su legitimidad para aplicar la ley y gestionar los conflictos.

Asimismo, al inicio del 55 Periodo Extraordinario de Sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, celebrado en las instalaciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, señaló que para México hay grandes desafíos en materia de derechos humanos que se deben atender.

También admitió: ” México ha cambiado notablemente en los últimos años y ha cambiado para bien. Pero también es cierto que tenemos grandes desafíos. No hemos erradicado las prácticas culturales, los abusos y los contra-incentivos que persisten a pesar de todos estos avances”, dijo.

El senador enfatizó que “proteger y garantizar los derechos humanos significa construir instituciones y hacer también que las instituciones funcionen correctamente. En la ausencia o debilidad de las instituciones, se incuban las violaciones a los derechos humanos”.

“No escondemos nuestros problemas debajo del tapete, porque en nuestra pluralidad democrática ya nadie tiene el control de la escobilla. No somos un Estado fallido, ni merecemos ser vistos o tratados como tal. Somos una sociedad trabajando para salir adelante, para alcanzar mayores grados de prosperidad, de justicia y de libertad”, manifestó Gil Zuarth.