No confundir ciudadanía con feligresía ni delitos con pecados: Juan Ramón de la Fuente

“No caigamos en las trampas del falso debate. No existe. El laicismo es la política pública del Estado mexicano por mandato constitucional. La libertad de credo está garantizada. No hay que confundir a la ciudadanía con la feligresía ni los delitos con los pecados, son dos cosas distintas. Entremos a los debates urgentes para el país”, advirtió Juan Ramón de la Fuente, exrector de la UNAM.

México necesita fortalecer el Estado laico para garantizar las libertades individuales y de conciencia, y para dar un mejor sentido a nuestra democracia, afirmó el también exsecretario de Salud, al recibir la medalla y diploma Maestro Arqueles Vela, otorgados por la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística y la Academia Nacional del Magisterio, ceremonia en al cual indicó que el laicismo está establecido en la Carta Magna.

Durante la sesión solemne, De la Fuente subrayó que la Constitución otorga los mismos derechos a todos, más allá de sus creencias religiosas, preferencias sexuales y origen étnico. “Esta distinción se logró gracias a una lucha ya dada e innecesaria de repetir”, afirmó.

Al referirse al Presupuesto de la Federación para el 2017 reiteró  que son inadmisibles los recortes planteados a la educación, la ciencia y la cultura consignados Sin ciencia propia, dijo, no vamos a ningún lado y, como nación, seguimos con un desarrollo científico incipiente. “Por eso son graves los recortes al Conacyt”, acotó el homenajeado.

Finalmente, Juan Ramón de la Fuente agregó que la cultura es indispensable, pues un pueblo más culto es más libre.