Modificarán la Ley para perseguir de oficio y castigar con prisión abandono de adultos mayores

En la Cámara baja ya se impulsa una iniciativa para reformar el Código Penal Federal y con ello perseguir de oficio y castigar con pena de un mes a cuatro años de prisión, y multas que van de los 50 a cien días de salario mínimo, a quien abandone a un adulto mayor.

El proyecto contempla, además, que el Ministerio Público ponga, si fuere el caso, al abandonado al cuidado de la institución que corresponda; si el sujeto responsable del delito fuere ascendiente o tutor en el caso de menores, el MP promoverá la privación de la patria potestad o de la tutela, así como la designación de un tutor especial.

Hoy, la ley sólo contempla como susceptibles del delito de abandono a niños y personas con enfermedades que necesitan de cuidados especiales, el cual es castigado con pena de prisión de un mes a cuatro años.

Dicha propuesta precisa que los adultos mayores son un sector que ha crecido de forma importante, el cual, de acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México 2010, ocupa la cuarta posición como grupo de población más vulnerable en el territorio nacional.

“En nuestro país, 10 de cada cien mexicanos han cumplido 60 años o más. El Consejo Nacional de Población estima que para 2050, 30 por ciento de los habitantes tendrá más de 60 años”, puntualiza la iniciativa.

Asimismo, señala que los adultos mayores son un conjunto social vulnerable por edad, que se suma a otros grupos que por circunstancias de pobreza, origen étnico, estado de salud, género o discapacidad, se ubican en un estado de indefensión o de mayor dificultad para hacer frente a la vida cotidiana.

“Datos del Consejo Nacional de Población 2010 señalan que en México hay 10.5 millones de personas mayores de 60 años, lo que representa a 9 de cada 100 mexicanos, y se estima que para 2030 habrá más adultos mayores que jóvenes menores de 15 años”, se enfatiza en el documento.

Puntualiza también que, a la fecha, no existen estadísticas ciertas en torno al maltrato y la violencia que sufren los adultos mayores y, en especial, sobre aquellos que no les es posible cuidarse a sí mismos y que han llegado a ser abandonados por quienes tienen el deber de cuidarlos.

Sin embargo, una encuesta de El Colegio de México del 2009 en el Distrito Federal, detectó que los adultos mayores reciben maltrato y violencia sobre todo de los hijos, con 36 por ciento, de la pareja, 11 por ciento; los nietos, 10 por ciento, mientras que personas ajenas, 17.4 por ciento.