Militarizar seguridad pública en México, “error colosal” de AMLO: HRW

A las fuertes críticas y oposición dentro del país al proyecto del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, para crear una guardia nacional con integrantes de la policía naval, militar y elementos de la Policía Federal, se unió el rechazo de la organización internacional Human Rights Watch (HRW), quien este viernes calificó en Washington la medida como “peligrosa y equivocada”.

“El plan del presidente electo Andrés Manuel López Obrador de crear una Guardia Nacional controlada por las Fuerzas Armadas constituye una estrategia equivocada para abordar la crisis de seguridad pública que atraviesa México”, afirmó el organismo en un documento publicado en su página electrónica, titulado: México: Plan Nacional de Seguridad amenaza los derechos humanos.

Durante su campaña, López Obrador prometió retirar al Ejército de las calles, el cual fue sacado de los cuarteles por el entonces presidente Felipe Calderón, para combatir al crimen organizado. Desde entonces, soldados y marinos han realizado tareas que en sentido estricto corresponden a las fuerzas civiles donde los cuerpos policiacos han sido infiltrados y corrompidos por los narcos.

No obstante, el uso de las Fuerzas Armadas para enfrentar a la violencia criminal ha provocado abusos generalizados, incluidas ejecuciones, desapariciones forzadas y torturas, lo cual demuestra por qué no se debe utilizar a las Fuerzas Armadas para tareas de seguridad pública, enfatizó HRW.

“López Obrador hereda una catástrofe de derechos humanos que ha sido causada, en gran medida, por la militarización de la seguridad pública en el país”, aseguró José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch.

 “Al redoblar la apuesta de esta estrategia fallida, López Obrador comete un error colosal que podría frustrar cualquier esperanza de poner fin a las atrocidades que tanto sufrimiento han causado en México en los últimos años”, fustigó Vivanco.

Pese a los desesperados intentos de algunos integrantes del equipo obradorista por negar la intención de militarizar aún más al país, la intención es obvia. La próxima titular de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, ha dicho que únicamente se trata de “policías” con formación militar. Mientras que Mario Delgado Carrillo, líder de los diputados morenistas, también ha negado que se vaya a militarizar a México y dijo que “hablará” con las ONG para aclarar la situación.

HRW destaca que en los dos últimos gobiernos, el uso de militares en materia de seguridad pública ha tenido resultados previsiblemente desastrosos. Las Fuerzas Armadas del país están hechas para la guerra, no para la seguridad pública, y han cometido gravísimos abusos contra civiles, con generalizada impunidad, y precisó que “las Fuerzas Armadas tampoco han conseguido reducir la violencia en México y de hecho, es posible que hayan sido un factor clave que contribuyó al drástico aumento en la cantidad de homicidios en estos años”.

“Instamos a López Obrador a reconsiderar esta política desacertada y potencialmente desastrosa”, destacó Vivanco. “López Obrador debería comprometerse a mejorar las fuerzas de policía civil del país, una tarea que, por más compleja que sea, es esencial para terminar de manera sostenible con la violencia y los abusos que han proliferado en México”, concluyó HRW.

*Nota del Editor: Foto: lopezobrador.org.mx*