En México, 28% de “ninis” de entre 20 y 24 años; costoso problema para el país

Es necesario invertir en la educación, principalmente en la media superior y superior, que enfrentarán una fuerte presión en la próxima década, debido al incremento de la población juvenil en los años por venir. Por ello, la educación pública es el único motor que tiene México para progresar y poder eliminar las inequidades, afirmó Enrique Graue Wiechers, rector de la UNAM.

Dio a conocer que de acuerdo con estudios como la encuesta Los mexicanos vistos por sí mismos, se estima que 2.8 de cada 10 jóvenes de entre 20 y 24 años no estudian ni trabajan, y un 3.2 por ciento de ellos confesó ser parte de la delincuencia organizada. Éste, dijo, es un problema que le está costando mucho al país.

Para Graue “Sí, necesitamos crecer la educación superior de forma importante y rápidamente, pues se necesita incrementar del dos al cuatro por ciento anual para atender la cobertura que se viene en el futuro inmediato”, advirtió el rector de la máxima casa de estudios del país.

Asimismo, insistió en que la educación permite a las personas y a las familias tener mejores ingresos; destacó que en México, el 64 por ciento de quienes no tienen ninguna instrucción perciben menos de un salario mínimo mensual; mientras que 33.8 por ciento de quienes tienen estudios de licenciatura y 43.8 de quienes cursaron la educación media, tienen ingresos de más de cinco salarios mínimos.

Invitado a dictar la conferencia “La Educación Superior en México”, en el Foro Forbes Economía 3.0, señaló que factores como la caída del precio del petróleo, la depreciación del peso frente al dólar y el incremento de la deuda pública afectarán el crecimiento de este nivel educativo, y si bien la UNAM no ha sufrido recortes en su presupuesto, instituciones como el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) presentan ya una disminución en sus recursos del 3.9 y 2.4, respectivamente, en el Presupuesto de Egresos para el 2017, precisó Graue Wiechers.

Finalmente, reiteró: “Hay que entender que la educación pública es el único motor que tiene México para cambiar y para poder eliminar las inequidades, que son un flagelo para la nación”.