La cultura es el alma del pueblo, afirma Miguel León-Portilla en homenaje por sus 90 años

"He tenido el privilegio de ser portavoz de lo que pensaron los antiguos mexicanos, eso ha sido mi vida", dijo con humildad el insigne historiador Miguel León-Portilla durante el homenaje que le organizó la Secretaría de Cultura este viernes en el Museo Nacional de Antropología.

En un auditorio lleno a su máxima capacidad, donde predominaron los jóvenes que lo escuchaban con suma atención, el maestro León-Portilla admitió con sentido del humor: “Tengo 90 años, puede ser que viva uno, cinco, 10, no muchos más, yo creo porque ya empezaría yo a desvariar”.

Agregó en tono formal: "Somos herederos de dos grandes culturas de la humanidad entonces por qué estamos tan mal, por qué, pues por flojos y por corruptos... Como diría López Velarde, 'suave patria en tu territorio mutilado', somos riquísimos, pero tenemos que aprender, tenemos que aprovechar nuestra cultura", recriminó él autor de "La Visión de los Vencidos".

"Lo indígena es valiosísimo, el hombre en el lanzamiento del nuevo mundo llega a crear esta cultura extraordinaria que todavía vive entre nosotros" y acotó, "yo sostengo que Mesoamérica no ha muerto, incluso hoy está presente en el norte donde no tenía registro, en California y Nuevo México, en Texas, Chicago y Nueva York, para que se entere el señor Donald Trump", enfatizó el también filósofo nacido el 22 de febrero de 1926.  

"La voz de Miguel León Portilla siempre ha estado del lado del indígena, 'La Visión de los vencidos' es la recopilación de las voces negadas del indígena y Miguel les ha dado la palabra", testimonió por su parte el antropólogo Eduardo Matos Moctezuma, presente en el homenaje.

En tanto que, para Rafael Tovar y de Teresa, secretario de Cultura "León Portilla es un autor imprescindible para conocer las culturas originarias de México, nos ha dado muchas lecciones pero sobre todo nos ha enseñado que el multilingüismo es una de las riquezas culturales más importantes y le debe una vida dedicada a la divulgación de la cultura de los antiguos mexicanos",

"Sigan trabajando, yo seguiré trabajando, tuvimos la suerte de nacer en un país maravilloso que tiene muchos problemas, muchísimos, pero tenemos que superarlos y transmitir un México mejor a quienes vengan luego” expresó el homenajeado al despedirse, aunque ya lo esperaban cientos de jóvenes con el deseo de obtener un autógrafo y la consabida selfie de este ilustre mexicano.