Empleos generados por la administración de EPN, con salarios de miseria: Congreso

En una posición que contrasta con la euforia y cifras alegres  del gobierno federal, el Congreso de la Unión afirma que desde hace 35 años se observa una precarización del salario mínimo y señala que desde hace 25 años hay un estancamiento en términos reales.

Por ello, el sector formal de México está produciendo pobres extremos, porque los salarios mínimos no son suficientes para cubrir las necesidades de una familia, advierte el Poder Legislativo. En tanto, los dos millones de empleos creados por el gobierno federal durante esta administración, generan salarios de miseria, señala el dictamen aprobado por la Comisión Permanente en su última sesión y que exhorta a la Comisión Nacional de los salarios Mínimos a analizar el posible incremento a los salarios mínimos en el país.

Asimismo, el documento precisa que casi siete millones de personas ocupadas tienen ingresos de hasta un salario mínimo; y que los pobres extremos disponen de un ingreso tan bajo que, aunque lo dedicasen por completo a la adquisición de alimentos, no podrían adquirir los nutrientes necesarios para tener una vida sana.

Las estimaciones de pobreza en el país, realizadas por el Coneval, muestran que durante 2014 había 24.6 millones de personas que tenían un ingreso inferior a la línea de bienestar mínimo; lo que representa el 20.6 por ciento de la población total, es decir, uno de cada cinco mexicanos no puede adquirir los alimentos necesarios para vivir sanamente.

La situación se agrava si se tiene en cuenta que de esos 24.6 millones de personas que tenían un ingreso inferior a la línea de bienestar mínimo, 11.4 millones se encuentran en condición de pobreza extrema, lo que representa 9.5 por ciento de la población de México.

El referido dictamen subraya que para que para que este sector de la población supere las condiciones de pobreza, se deben generar empleos que les otorguen ingresos suficientes para la compra de los alimentos mínimos requeridos.

Finalmente, el punto de acuerdo aprobado cuestiona los dos millones de empleos creados por el gobierno federal, anunciados el pasado siete de julio, durante los tres años y siete meses que lleva esta administración, pues señala que al analizar la calidad de estos trabajos, se concluye que generan salarios de miseria.

*Elaborado con información del Senado de la República*