El nuevo interlocutor de Segob

Los cambios en el gabinete presidencial abrieron la puerta para que el intermediario de la Secretaría de Gobernación, cuya tarea es atender los conflictos sociales, se renueve, y es que la salida de Luis Enrique Miranda de la subsecretaria de Gobierno, es sin duda una señal de que el interlocutor más visible de la dependencia debía cambiar de rostro y sobre todo, de estilo.

El trabajo de Miranda Nava dejo de ser efectivo para desactivar los conflictos, principalmente con la CNTE que radicalizó su postura luego de fracasar la mesa de negociación que se instaló en Bucareli.

Por ello, el Presidente Peña Nieto deberá pensar muy bien a quien designará en el puesto y cuales  las cualidades del nuevo subsecretario ya que de eso dependerá que se destraben las diferencias y avancen los acuerdos.

Si bien es cierto, Gobernación atendió más de 700 conflictos sociales durante el año pasado y dio buenas cuentas en la mayoría de ellos, el conflicto magisterial fue creciendo como una bola de nieve hasta volverse prácticamente incontenible.

El nuevo interlocutor de Gobernación deberá sin duda tener como principal cualidad el don de la negociación para sacar adelante este largo conflicto con la disidencia, que sabemos, no inició en esta administración pero sí se intensifico debido a la reforma educativa planteada desde el comienzo de la misma.

El jefe del Ejecutivo deberá buscar bien entre sus allegados, ya que es un puesto sumamente delicado, que requiere de un tejido fino.