Sin aprobar la Cuenta Pública 2014… y ya se van

Los diputados del Congreso oaxaqueño ya hasta hicieron maletas y entre sus grandes pendientes salta la aprobación de la ¡Cuenta Pública! de dos y medio ejercicios fiscales. Y solo les queda una sesión ordinaria (jueves) para concluir el último periodo de su tercer año de ejercicio legal.

¿O cumplirán en periodo extraordinario?

Resulta que la LXII Legislatura oaxaqueña no ha dictaminado la Cuenta Pública 2014 de los Poderes del Estado y Órganos Autónomos. ¿Por qué? Nadie lo sabe… bueno, los diputados sí lo saben de sobra, pero hasta ahora han hecho mutis.

“Las razones las tendrá el Congreso”, dijo el Sub  Auditor de Fiscalización de la Auditoría Superior, Ramón Icazbalceta Carrete, al confirmar que la Legislatura oaxaqueña no ha dictaminado la Cuenta Pública 2014.

Ups. ¡Y a los diputados ya se les juntó la siguiente Cuenta!

Como lo ordena la Ley local de Fiscalización Superior, el 15 de septiembre del año en curso la Auditoría entregó al Congreso oaxaqueño “el informe de resultados de la Cuenta Pública” correspondiente al ejercicio fiscal 2015, además de la revisión de los dos primeros trimestres de la Cuenta Pública 2016.

Claro, hasta dónde hicieron en cierre, considerando que finaliza el sexenio del gobernador Gabino Cué Monteagudo y sale la LXII Legislatura local (clausura ciclo ordinario el próximo viernes, y el 13 de noviembre se instala la siguiente).

Eso sí por lo menos diez diputados y diputadas desfilaron en el proceso electoral 2014-2015 en busca de candidaturas a las diputaciones federales. Otro tanto igual se lanzó al proceso electivo 2015-2016 acariciando el sueño de convertirse en presidentes municipales sin el menor remordimiento de dejar al garete su función legislativa; algunos ganaron y regresaron a la curul como si nada.

Entre ellos se encuentra precisamente el diputado presidente de la Comisión Permanente de Vigilancia de la Auditoría Superior del Estado, Gustavo Díaz Sánchez, responsable de la emisión del dictamen de la Cuenta Pública, según el ejercicio fiscal de que se trate. Eso sí, el legislador priista anda feliz porque ganó muy bien la presidencia municipal de Cosolapa, municipio ubicado en la región de la Cuenca del Papaloapan.

Imagínense olvido de los diputados del Congreso oaxaqueño de no aprobar la Cuenta Pública 2014 y les falta la 2015 y el cachito del 2016. Ni la fracción parlamentaria del PRI, que diestramente liderea Alejandro Avilés Álvarez, se acordó de dictaminar los informes por lo menos relativos al Ejecutivo estatal considerando que se trata de un gobierno de oposición al Revolucionario Institucional.

¿Se les olvidó? Claro, el olvido fue compartido por las fracciones parlamentarias del PRD y del PAN, partidos que co-gobernaron con Gabino Cué.

Y si no fue olvido, ¿qué poderosa razón tuvieron para no dictaminar la Cuenta Pública pendiente? ¿Falta de tiempo? ¿Pereza? ¿Otra?

La Cuenta Pública no solamente contiene el informe sobre el manejo financiero realizado por el Ejecutivo, sino también de los Poderes Legislativo y Judicial, así como de Órganos Autónomos.

Los diputados del Congreso oaxaqueño tienen hasta el día 30 del mes en curso para dictaminar la Cuenta Pública 2015 y el cachito correspondiente al ejercicio 2016. ¿Van a incluir en el paquete la Cuenta 2014? O ya encarrerados en las omisiones ¿tampoco las aprobarán?

Aunque el Sub  Auditor de Fiscalización de la Auditoría Superior, Ramón Icazbalceta Carrete, dijo también que la falta de dictaminación de la Cuenta Pública no tiene ningún efecto jurídico.

__¿Entonces es más bien una sanción política?, preguntamos.

__Es correcto, asentó.

Ups. Y también moral, diríamos.

El Sub Auditor precisó que la falta de dictaminación no suspende los procedimientos de responsabilidades que hubiera en contra de servidores públicos. Eso lo dijo antes de las últimas reformas hechas a la Ley de Fiscalización hace 15 días. Mmm… habría que revisar las reformas para ver si no pusieron algún candadito jurídico.

Ahora el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso oaxaqueño es un panista, Gerardo García Henestroza. Veremos si su discurso de responsabilidad y de transparencia se traduce en hechos, poniendo orden en la aprobación de la Cuenta Pública en los ejercicios pendientes.

Por cierto, en el año legislativo 2014-2015 correspondió a la fracción parlamentaria del PRD presidir la Junta de Coordinación Política en la persona del diputado Félix Serrano Toledo, quien en las elecciones federales contendió por una curul y también participó en los comicios locales recientes; hoy es presidente municipal electo de Ciudad Ixtepec por Morena y continúa ejerciendo como diputado de la bancada perredista.

En ese periodo, tocó a la fracción parlamentaria del PAN presidir la Mesa Directiva del Congreso oaxaqueño, recayendo el cargo en la diputada Leslie Jiménez Valencia.

SALINA CRUZ

A propósito de los diputados del Congreso oaxaqueño. Parece que desde el municipio de Salina Cruz se les aproxima una tormenta. Hay concejales y ex concejales en conflicto, y una de las partes prevé revelar públicamente el nombre del integrante de la fracción parlamentaria del PRI que ayudó a la alcaldesa, Rosa Nidia Villalobos (priista), a evadir situaciones ciertas situaciones comprometedoras.

Incluso, de carácter electoral.

Dicen que en Salina Cruz priistas jugaron en contra en la elección de gobernador.

Entonces, piensan enterar de todo a Alejandro Ismael Murat Hinojosa: Del lío municipal y de tema electoral. Para que esté prevenido al integrar su gabinete.

rosyrama@hotmail.com