Rompimiento ¿CNTE-AMLO?

Hay signos que adelantan cierta descomposición en la relación entre Andrés Manuel López Obrador, y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

¿Terminará en rompimiento?

Primero debe tenerse claro si la relación existe entre el Presidente Electo y la gremial, ¿o todo quedó a nivel de vínculo candidato presidencial-Coordinadora? En cuyo caso urge que el equipo de transición tienda el puente con el tabasqueño.

¿O no importa? Importa. No en base a la cuantía de votos que los profesores reditúan a Morena, sino en base a la estabilidad del país y la educación de la niñez y de la juventud.

Se acerca el momento en que AMLO tomará grandes decisiones, si es que no las ha tomado ya, y solamente falta concretarlas. Por ejemplo, sobre temas como los siguientes:

Ceder a todas las exigencias de la CNTE, o solamente hasta donde constitucional o legalmente le sea permitido; o hasta donde lo prevea su proyecto de Nación.

Mostrarse tolerante con la gremial, o aplicar el Estado de Derecho cuando las secciones sindicales se desborden por las calles, plazas públicas y carreteras.

En la primera hipótesis, López Obrador se expone a que la Coordinadora le tome la medida y sea ésta quien gobierne; o, en el mejor de los casos, ambos cogobiernen.

 En la segunda hipótesis, el Presidente se arriesga a que la CNTE le convulsione el país en un abrir y cerrar de ojos cuando ponga orden; incluso, con la fuerza pública.

¿Cuál de los dos escenarios es el socialmente válido para AMLO? ¿Necesario para el país? ¿Insoslayable para la educación? Difícil decisión. Lo que sí es que López Obrador debe decidir como hombre de Estado, como líder de un país y como Presidente.

Una cosa es la campaña, y otra cosa es gobernar.

Sin embargo, es algo que al parecer no tiene claro la CNTE. Porque si bien López Obrador se comprometió a la abrogación de la reforma educativa de ganar las elecciones presidenciales, tampoco significa que sucumba a todas las pretensiones de la gremial.

Pero la Coordinadora quiere la abrogación y mucho más.

Ya empezó a pedir. Y es ahí donde se tensa la cuerda en la relación AMLO-CNTE. Ésta quiere el regreso de la nómina educativa a las entidades federativas, y el Presidente Electo plantea lo contrario: Que siga administrada por el Gobierno Federal para garantizar los aumentos a los trabajadores de la educación.

En todo caso, dijo, López Obrador que los dirigentes de la Coordinadora pregunten a los maestros. Y, por supuesto, los líderes rechazan llevar el tema a consulta.

Al parecer el Presidente Electo tiene razón. Si no, ¿cómo garantizaría los incrementos prometidos durante la campaña electoral?

Ahora bien, cabe preguntar: ¿Y para qué quieren los maestros de la CNTE el regreso de la nómina a las entidades? ¿Para que los gobiernos locales se hagan cargo de la misma? ¿O para controlarla ellos? ¿Es la experiencia de Oaxaca?

Pues como no hay nada claro, queda la duda y la conjetura.

En Oaxaca la CNTE, vía la Sección 22, controlaba la infraestructura, el presupuesto y las políticas educativas, hasta que un gobernador de izquierda como Gabino Cué Monteagudo, dio un golpe de timón y le quitó todo, empezando por las instalaciones del Instituto Estatal de Educación Pública cuyo control tomó la policía.

Así el mandatario rompía con su gran aliada electoral, la que junto con una masa amorfa creada desde el 2006 lo llevaron a la gubernatura oaxaqueña. La luna de miel duró quizá dos años, hasta que la Sección 22 empezó a aumentar su presión al gobierno local.

Vaya, nadie sabe el fondo y los resultados de las negociaciones gobierno-magisterio. Los maestros piden casi siempre: Rezonificación por vida cara, aumento salarial, plazas, desayunos escolares, etcétera. ¿Y siempre piden más? Es incierto.

Lo cierto es que las finanzas de los gobiernos locales empezaron a ir mal, amén de los pellizcos y atracos de gobernantes.

En fin, ahora no es el pliego petitorio común, ni nada tiene que ver con éste. Más bien su demanda se centra en la abrogación de la reforma educativa y la implementación de todo mecanismo planteado por las secciones de la CNTE. Por ejemplo, el regreso de la nómina a las entidades federativas.

Y, entre otros asuntos, la participación solo de sus secciones sindicales en los foros de consulta educativa. Por lo menos en Oaxaca han advertido con no permitir el acceso de la Sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), ni del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Educación de México (SITEM).

Porque son “charros”, según los rebeldes.

Bueno, ¿entonces no es democrática la consulta? Vaya manera de ponerle piedritas al camino de AMLO como Presidente Electo.

Veremos en que termina el embrollo, aunque lo advirtieron tan pronto se supo el resultado de las elecciones de julio pasado: Si López Obrador no cumple sus promesas de campaña los maestros de la CNTE volverían a sus manifestaciones.

Habrá que ver hasta dónde los deja el tabasqueño, quien al recibir su constancia de mayoría prometió también que ejercerá una Presidencia de la República donde se respete el Estado de Derecho.

GRAN OPERATIVO DIF-OAXACA

Definitivamente es un gran, contundente y exitoso operativo mediante el cual se rescató a 63 personas: 13 niñas, 15 niños, 10 adolescentes mujeres y 17 adolescentes varones,  quienes se encontraban bajo el cuidado de 8 personas adultas.

Además a 11 personas, probables responsables del delito de “Trata”.

Y todas las personas rescatadas menores y mayores de edad, son indígenas tzotziles del estado de Chiapas, que eran obligados a pedir limosna y a vender cuánta cosa en los principales cruceros de la Ciudad de Oaxaca.

Madres con todo e hijos de pecho aún, niños que apenas caminan mendingando una moneda exponiendo su vida en medio del tráfico vehicular, y los adolescentes también. 

La Procuraduría Estatal de Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado (PRODENNAO), y la Defensoría de los Derechos Humanos, realizaron acciones tendientes a logar tal fin,  constituyéndose en un domicilio del municipio conurbado.

Una acción muy contundente del gobierno de Alejandro Murat Hinojosa. Bien por eso. Las personas rescatadas quedaron al cuidado del DIF-Oaxaca.

Y aunque el comunicado oficial no lo menciona, cabe señalar que Ivette Moran como presidenta del DIF le ha dado prioridad a los temas de la niñez y juventud, sobre todo tratándose de sectores vulnerables.

Tardaron un poquito, pero lo consiguieron. De entrada, no sería nada fácil dar con el domicilio donde los explotadores reclutaban a los indígenas, pues éstos, seguramente amenazados, no decían a quienes obedecían cuando alguien llegaba a preguntarles por qué estaban en los cruceros.

rosyrama@hotmail.com

*Nota del Editor: Foto: Especial Internet*