No se vale Monreal, bajaste al bueno por cuidar tu imagen

Ayer el pleno del Senado de la República eligió a 14 magistrados y magistradas para el respectivo Tribunal Electoral de los estados de Baja California, Coahuila, Durango, Guerrero, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.

Y como casi siempre Oaxaca dio la nota: Se generó tremendo debate porque la propuesta de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) para Oaxaca era Gerardo García Marroquín, de quien en el pleno se discutió su idoneidad para el cargo por tratarse del cuñado de Ricardo Monreal Ávila, presidente de ese órgano legislativo.

Entonces, Monreal, previo a la votación, -Monreal, también coordinador de la bancada de Morena- solicitó retirar el nombre de García Marroquín para ocupar dicha vacante en el Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca (TEEO) “por considerar existir un conflicto de interés por ser esposo de su hermana…”

Solicitud injusta. Porque Ricardo Monreal no tiene derecho a restringir o anular el derecho político electoral de García Marroquín a ser votado para el cargo de magistrado electoral local; en todo caso debió excusarse de conocer del asunto desde el momento en que la Comisión de Justicia turnó a la Jucopo la lista de aspirantes que cumplían los requisitos.

O simplemente no hubiera votado a favor del aspirante, propuesto por los grupos parlamentarios del PRI y del PVEM.

O en último de los casos, debió a someterse a votación del pleno, ya si García Marroquín no alcanzaba la mayoría calificada, era otra cosa, pero habría sido votado. En el caso de Coahuila ocurrió así, para la vacante de magistrado electoral Alejandro González Estrada no reunió las dos terceras partes al obtener únicamente 74 votos.

Caray, Monreal Ávila sacrificó a García Marroquín y todo por cuidar su imagen. Así se entiende, incluso, del siguiente párrafo del comunicado (por cierto, algo enredado):

“Yo les quiero pedir al PRI y al Verde puedan retirar el nombre porque no sería ético aceptarlo, si no se hiciera yo no votaré. Es triste, pero es una realidad”…”No quiero que en la noche o mañana la campaña mediática a la que estoy sometido siempre se encargue de cobrarle la iniciativa de las comisiones…”

El asunto de la ética lo hubieran revisado desde la Comisión de Justicia. Pero como dijo Jesús: “El que esté libre de culpa que tire la primera piedra”. ¿Cuántos legisladores y políticos en general de todos los partidos (incluido Morena) no tiene parientes y hasta de primer grado incrustados en los órganos de gobierno de alguno de los poderes?

Vaya, tienen hasta a las esposas, y en algunos casos hasta la dueña de la segunda y tercera casa. ¿O no? Es más habría que revisar en las cámaras de esta misma Legislatura Federal cuántos no son parientes de políticos encumbrados que fueron postulados por ese único mérito y como pluris.

¿A qué viene todo este contexto? Porque García Marroquín cuenta con una carrera electoral de alrededor de 30 años, independiente a la de Ricardo Monreal.

Tanto así que en el debate, senadores del PAN, PVEM, PRD y PRI, coincidieron en que Gerardo García Marroquín cuenta con los requisitos y el perfil idóneo para ocupar el cargo de magistrado electoral en Oaxaca. Y “que el proceso de selección fue transparente y apegado a los lineamientos que se establecen en el trabajo de las comisiones”.

¿Entonces? Y en la entidad, muchos de los actores políticos opinan lo mismo. Por eso ayer, sobró quienes se fueran de espaldas al enterarse de la acción del Senado de la República… más bien de Ricardo Monreal Ávila y de Martí Batres Guadarrama, ambos morenistas peleados a muerte.

Dicen que Martí movió influencias entre senadores para exhibir a Monreal con la aspiración legítima de García Marroquín. Por eso, incluso, habría alentado la propuesta de las senadoras para que en aquellas entidades federativas donde había solo magistrados hombres, la vacante fuera para una mujer.

Vaya usted a saber. Lo que sí, en la lista de aspirantes para la vacante en el Tribunal Electoral de Oaxaca había personas muy idóneas, tanto hombres como mujeres. Sin embargo, optaron por una persona cuyo actuar ha dejado lugar a dudas en el ámbito local.

Una mujer sí, pero hay de perfiles a perfiles. No basta determinar la idoneidad en base a papeles, es necesario considerar la trayectoria honesta y la fama pública.

rosyrama@hotmail.com

*Nota del Editor: Foto tomada de @RicardoMonrealA*