Neri, ¿presidente de la Jucopo?

Ya sabemos de la salomónica decisión del PAN por una presidencia bicéfala de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados Federal para el segundo año legislativo, a iniciar en unos días: Javier Bolaños, quien venía fungiendo como vicepresidente, y Guadalupe Munguía, presidenta de la Comisión de Ayotzinapa.

La vicepresidencia, cuyo ejercicio le corresponde a dos partidos políticos, ahora le tocará al PVEM y Movimiento Ciudadano. Y el PRI y el PRD, que ocuparon las posiciones principales en el primer año legislativo, tendrán secretarías en la Mesa Directiva.

¡Ah, pero en el próximo año legislativo al PRD le corresponderá presidir la Junta de Coordinación Política!; posición que ejerce el coordinador del grupo parlamentario. ¿Dejarán al oaxaqueño Francisco Martínez Neri?

Pues algunos tlatoanis perredistas andan queriendo moverlo. Sin embargo, no hay razón. Martínez Neri ha hecho un buen papel como coordinador y le ha dado estabilidad a la bancada del PRD; no es rijoso como la generalidad de los perredistas. Claro, como que el haber sido Rector de la Universidad “Benito Juárez de Oaxaca” (UABJO) le templó el carácter y viene de la sociedad civil de ideología de izquierda.

En los corrillos legislativos dicen que Jesús Zambrano Grijalva quiere la coordinación del grupo parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados, por supuesto para presidir en consecuencia la Junta de Coordinación Política. Ups. ¡Ya chole con Zambrano! ¡Acaba de presidir la Mesa Directiva! ¿Qué, no tiene llenadera? ¿O no hay más perredistas? Los mismos y los mismos de siempre nada abonan a la nueva imagen que se le quiere dar al Partido de la Revolución Democrática.

Bueno, también Guadalupe Acosta Naranjo pelea la coordinación. ¡Otro de los mismos que se creen diseñados en filigrana por la mano de Dios! Y hasta pleito hay entre Zambrano y Naranjo por el cargo. Por tanto, como hace un año, la solución parece ser Francisco Martínez Neri; con cualquiera de los otros dos cabe la posibilidad de la inestabilidad interna en el grupo parlamentario del PRD.

En fin, a ver qué pasa.

PEÑA Y NUÑO, FIRMES… ¿PERO, Y EL INICIO DEL CICLO ESCOLAR?

Tanto el presidente Enrique Peña Nieto, como su secretario de Educación, Aurelio Nuño Mayer, han declarado y reiterado que no habrá condiciones de diálogo con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) mientras los profesores de sus secciones sindicales no regresen a las aulas en aquellas entidades donde se movilizan: Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán.

Incluso, este martes Nuño dijo que “no es negociable ni la educación ni el futuro de la niñez”

¡Bien por la postura del Gobierno Federal! Que no ceda a la abrogación de la Reforma Educativa. ¿Sí? Pues ante la proximidad del Informe del presidente Peña Nieto más bien parece una posición política y de orgullo, pues ¿cómo va a informar haber accedido a echar abajo una de sus más grandiosas reformas estructurales?

Y miren que en verdad es grandiosa. Solo que sin el consenso social, porque es algo desapegada a la realidad mexicana. Claro, también los profesores de las secciones sindicales adheridas a la CNTE se pasan de tueste pidiendo la abrogación de la Reforma Educativa cuando bien puede corregirse y perfeccionarse, y en esto ya cedió el Gobierno Federal.

En fin, que mientras la CNTE y el Gobierno Federal se amachinan en sus posturas, la niñez y juventud en las entidades afectadas no tienen clases, no el 100%, pero sí del 50% para abajo. Y todavía las autoridades federales y locales se sienten orgullosas de que no sea la totalidad. Incluso, en Oaxaca pusieron en marcha un programa alternativo de clases por televisión. ¿Y ustedes creen que un chico de primaria se sentará a tomar clases por t.v? ¡Si a duras penas ponen atención en las aulas!

LA DEFINICIÓN DE AVILÉS, DEL PRÓXIMO GABINETE

Si algo caracteriza a Alejandro Avilés Álvarez, actual presidente del Comité Directivo Estatal del PRI en Oaxaca y líder de la fracción parlamentaria priista en la LXII Legislatura local, es su actividad prácticamente de tiempo completo. Eso sí, diario dispone de un tiempo indispensable para convivir con su familia, salvo casos urgentes; gesto digno de reconocer porque la mayoría de los políticos se olvidan de la familia.

Sin duda, pues, Avilés es un político dinámico. Y en las últimas semanas se ha mostrado imparable. Como presidente estatal del PRI se reunió con diputados y presidentes municipales electos de este partido, con actores políticos de la Costa oaxaqueña y con simpatizantes en el municipio de Huajuapan de León, donde entregó credenciales a nuevos militantes y se comprometió a defender el triunfo de Manuel Martín Aguirre, a quien el Tribunal Electoral local le revocó la constancia de mayoría como munícipe electo.

Y casi en todas las reuniones Avilés ha destacado tareas en torno al próximo Gobierno de Oaxaca, que encabezará Alejandro Ismael Murat Hinojosa, augurando éxito, dando consejos y recomendaciones, y haciendo proyecciones.

Caray, cómo me recuerda el dinamismo, entusiasmo y compromiso que proyectaba Benjamín Robles Montoya tras el triunfo de Gabino Cué Monteagudo como Gobernador de Oaxaca, en cuyo gabinete figuró como Jefe de la Oficina de la Gubernatura, Secretario Particular y Coordinador General de Módulos para el Desarrollo Sustentable hasta cuando renuncia para buscar la candidatura a Senador de la República por el PRD previa dimisión al partido naranja. Claro, la presencia del amarillo le aseguraba el triunfo.

Robles Montoya, como buen colaborador y amigo de Cué, no hacía otra cosa más que hablar de lo bien que le iría a los oaxaqueños con el “gobierno del cambio y de la transición democrática”. Y con la confianza otorgada por el entonces gobernador electo, Benjamín hasta daba instrucciones un poquito más allá de sus funciones, sobre todo cuando Gabino asumió el mandato. La situación era un secreto a voces en el gabinete. Además, un día sí y el otro también, Robles acaparaba la prensa, radio y televisión; hasta parecía el mismo mandatario.

En fin, ¿por qué salió Benjamín a colación? Ah, sí, por ese mismo dinamismo que proyecta Alejandro Avilés, por ese mismo entusiasmo y orgullo de hablar sobre un próximo gobierno; claro, en este caso, el que encabezará Alejandro Murat a partir del primero de diciembre del año en curso; o sea, dentro de tres meses y fracción. ¡Ya mero!

Mmm. Por cierto, ¿Avilés también querrá ser candidato al Senado de la República? Si fuera el caso, el cargo de presidente estatal del PRI le sienta a la perfección porque tal y como lo viene haciendo ahora, le permite realizar giras de trabajo por los 570 municipios oaxaqueños, máxime cuando el partido ya no padecerá de falta de presupuesto como en sus peores tiempos de oposición, la cual, nunca supo ejercer. A partir de diciembre volverán a ser gobierno y habrá dinero con todo y las restricciones legales.

En la reunión con los diputados locales electos, Avilés dijo: “La consolidación de una gran alianza que apuntale el proyecto de gobierno de Alejandro Murat Hinojosa, es la meta de las y los diputados del PRI, PVEM y PES, de la próximo LXIII Legislatura local”. Además calificó ese primer encuentro como “una muestra de voluntad política” para “ir trazando una agenda de trabajo en beneficio de Oaxaca, aparejada con los compromisos del gobernador electo”.

Mmm. Avilés está en su papel como presidente del PRI estatal, indiscutiblemente. Pero, ¿el encuentro y el mensaje no correspondía a Alejandro Murat y a quien resulte el coordinador o la coordinadora de la fracción parlamentaria priista en la próxima Legislatura?

Claro, las reuniones y mensajes pueden formar parte de las tareas encomendadas por Alejandro Murat. Se sabe, incluso, que Avilés está coordinando determinadas actividades políticas y quizá integre el quipo de entrega-recepción teniendo a su cargo la misma área temática: Política y gobernabilidad.

En fin, el mejor mensaje, sin duda, es el que pronunció Avilés en la reunión con diputados locales y presidentes municipales electos priistas, así como con actores políticos de la Costa oaxaqueña.

Dijo que Alejandro Murat “está consciente que la gente quiere hechos y resultados, por eso, los funcionarios que integren el próximo gabinete, serán personas que verdaderamente están comprometidas moral y políticamente con Oaxaca, porque solo así se logrará el desarrollo en lo material, social y político.”

¿Qué tal? ¡Puntual! Ahí está la línea a seguir. ¿Saldría de su ronco pecho? ¿O emanó de una instrucción de Alejandro Murat?

Pero ciertamente, los habitantes de Oaxaca están hartos de promesas y quieren resultados y pronto, casi casi empezando el próximo sexenio. Y para ello, como bien dice Avilés, es necesario un gabinete integrado con servidores públicos comprometidos… y, agregaríamos, eficientes, eficaces, preparados y honestos.

Por cierto, ¿qué quiso decir Avilés con eso de que los integrantes del gabinete “serán personas que verdaderamente están comprometidas moral y políticamente con Oaxaca? Y además lo dijo como si ya estuvieran definidas.

¿Comprometidas moral y políticamente? Mmm. ¿Quiere decir que sean nativos de Oaxaca? ¿O con carrera política en la entidad? ¿Qué amen Oaxaca? ¿Qué nunca hayan pellizcado el erario? ¿Qué tengan vocación de servicio y no sean advenedizos? ¿Se autodefinió?

En fin, cuando Alejandro Murat dé a conocer su gabinete veremos que tan comprometidas moral y políticamente serán las personas que lo integren.

rosyrama@hotmail.com