Economía, otoño y sexo…

“… Y si quieres también
puedo ser tu estación y tu tren,
tu mal y tu bien,
tu pan y tu vino,
tu pecado, tu dios, tu asesino…”
Arroz…. Obvio, letra del buen Joaquín Sabina
 

El mercado cambiario tomó un respiro… La Reserva Federal de Estados Unidos decidió dejar sin cambio su tasa de interés con lo que el peso mexicano y otras monedas de economías emergentes lograrán recuperar parte, solo parte, de lo perdido en las últimos semanas… ¿?

O sea, qué pasa aquí. Es viernes, el cuerpo lo sabe, los fieles lectores y lectoras están listos para quitarse la ropa, aflojar el cuerpo y compartir fluidos corporales y yo escribiendo… “Zas” ya quedamos que si de escribir se trata Borges, Carmen Boullosa y el buen Sabines, yo, humildemente redacto.

Recuerden yo soy tan solo un “fontanero de las letras” el más humilde de los escribanos, para que me entiendan, el perno más pequeño en la gran maquinaria informativa de los www.loseditores.com.mx

Dos de mis miles, qué digo miles, más bien y de manera humilde, millones de lectores en todo el mundo y en diferentes lenguas… Mmm eso de diferentes lenguas, qué rico suena, qué delicioso puede ser, pero sobre todo cómo se antoja; me han pedido hablar… Jajajaja si, ajá, hablar ¿? en una columna escrita de algunos temas específicos.

fiellectora_2.jpg
Fiel lectora nos muestra la belleza de lo nuestro, de la mujer mexicana, de las damas indígenas… Mmmm viéndola bien no es muy indígena, ni muy mexicana y cuando le tomé la foto el gracias salió con un acento extranjero que dios guarde la hora… Bueno, lo cierto es que la señorita se ve bastante bien.

Pero bueno… Entre los temas solicitadospiden “Los buenos modales de un Cornudo feliz y la dama que lo acompaña”, o mejor aún, redactar una “Breve guía introductoria, pero sin dolor, al mundo de la pornografía” o describir al “sexo anal ese amigo o amiga desconocida”.

Se supone que al cliente lo que pida y que el lector es lo más importante…¿Te caí?

Pues vieran, si bien los temas que proponen son deliciosos, hoy ando medio melancólico pareciera que va a llover, el cielo como dicen en el rancho “esta encapotado” (nota del columnista: uso la palabra encapotado sin ninguna referencia al copete de nuestro señor presidente, el cual sobra decir, está de flojera) es más, el otoño llegó y la verdad no sé de qué tengo más ganas si de un café irlandés (pero sin azúcar) o de una tierna, romántica y detallista ¿cita?.. No realmente pensaba en una sesión de sexo oral, pero bueno igual funciona la cita.

Los cursis del mundo siempre comparan las estaciones con los ciclos de la vida (otra vez el Rey León) se supone que la primavera es la infancia cuando todo es perfecto, la temperatura, los días, las flores y los insectos.

Es el tiempo de jugar al “doctor” o mejor , al “Papá y a la Mamá, pero sin ropa”.

Después llega el verano: Tiempo de juventud sol, arena, playa pero sobre todo de amigos ¿compartidos?

Ojalá, porque ser joven y no tener experiencias sexuales que involucren a una o más personas es casi una contradicción biológica.

Después está el otoño… La madurez el tiempo de sentar cabeza y preguntaría una amiga ¿en la cabeza de quien, o cómo, cuándo es más de una vez me quito la ropa, o así o después..? Tu dime lo que necesitas papito…”

Se supone que estoy en esa etapa, en la de ser “serio y maduro” y no puedo menos que pensar: “si, ajá”.

Porque ciertamente no me siento así, claro ya no me reconozco como el chico de 30 años buena onda, querendón y que donde ponía el ojo ponía la… La bala no sean mal pensados.

Las tardes de “nada más siete” y nos vamos del hotel ya pasaron, también los días de besar nueve bocas distintas, por el puro gusto y porque se presentaron las situaciones, también son historia.

Se supone que todos los que estamos en la cuarta década de nuestra vida, pero sobre todo más cerca de la quinta, tenemos que empezar a cuidarnos, de tener una vida sana (pero tan rico que son los besos con sabor a tequila y tabaco) de hacer las cosas bien y despacito de ofrecer sexo de calidad en lugar de la cantidad.

Claro, según mis recuerdos antes era sexo en cantidad y también en calidad, vamos que nadie se quejó, nadie dijo eso no me gusta o eso me dolió (bueno, sí hubo algunas chicas que lo dijeron con una lagrimita de felicidad en el rostro… Te pasas, dime de que presumes y ya saben que sigue).

Pero a lo que voy, lo que verdaderamente me choca de estar “en el otoño de mi vida” es que cada día se hace presente el fantasma del invierno es decir del fin de los ciclos.

Y no sé ustedes pero dentro de mi muy particular visión atea, como no creo en un lugar mejor, ni en el paraíso y mucho menos en eso de estar sentado a la derecha del padre, la verdad es que la vida en este plano de consciencia o inconciencia es muy divertida o por lo menos a mí me gustó… Quién quiere la resurrección al final de los tiempos, si se puede decir: “eso me gustas eso me das… Mmmm qué rico está esto”.

La gente que sabe (bueno no sé a ciencia cierta lo que sabe) dice que en la vida hay que aprender a disfrutar de cada etapa, sacarle lo mejor, ser adaptable.

Pero en realidad a mí eso no me atrae, y menos me satisface, no me gusta pensar que tanto en la ciudad como en mi ser después del otoño llegará el invierno.

Me molesta ya no tener tardes de “siete y nos vamos”, me inconforma entender que ahora cuando hablo de mujeres mayores mis referencias están ligadas a geriatras cuando antes una dama de 50 era la cosa más divina.

Pero sobre todo me parece un síntoma de decadencia y mal gusto que con los años los que ayer eran lujuria y perversión hoy se asuman como personas respetables que por ninguna razón tienen malos pensamientos y por supuesto el intercambio decente y saludable de fluidos corporales ya no ocupa un primer lugar en su lista de prioridades.

Ok.. La tarea para este fin de semana… No, en esta ocasión no hay nada pendiente, hagan con su cuerpo lo que quieran, a fin que estamos en otoño.

Hasta aquí alcanzaron 4 reales… Para mandar fotos o solicitar tu imagen eróticas queda celebre correo: medinaarturo@gmail.com

Si la cosa es más seria, más de me urge que me cuenten las pecas de la espalda, por favor, pongan algo en el blog https://callemelancoliatgo.wordpress.com/

Como todo columnista serio y de primer mundo (sí, ajá) estamos en http://www.facebook.com/kolia25

También nos puede mandar insultos y peladeces a @kolia25 en twitter.

Hasta la próxima