Aumentan feminicidios en México; Ecatepec el municipio más peligroso para ellas

La ola de feminicidios en México no tiene precedente desde que se tenga memoria. Las mujeres en nuestro país corren grave peligro al salir a las calles, en el trabajo, al divertirse, con sus parejas o en su propio hogar. Las cifras son alarmantes y las autoridades permanecen inmersas en la acostumbrada incapacidad y apatía no sólo para resolver los asesinatos sino para prevenirlos.

Este miércoles la Cámara de Diputados condenó el incremento de la violencia de género y del delito de feminicidio en el país, y llamó a los gobiernos locales a aplicar eficazmente las medidas de prevención, atención, sanción y erradicación de todas las formas de agresión contra la mujer.

Resulta indignante que las autoridades federales, locales y municipales se concreten a pronunciarse  mediante excusas vanas que no solucionan el infierno de las agresiones contra las mujeres. El año pasado fue el más mortal para ellas al totalizar 671 denuncias por feminicidio, de acuerdo a datos del Secretariado Ejecutivo de Sistema Nacional de Seguridad Pública

Actualmente existen 15 estados de la república mexicana donde hay alerta de género en ciertas localidades, un hecho que exhibe la amplitud del infierno hacia el sector femenino. El municipio de Ecatepec, en el Estado de México, es considerado uno de los más peligrosos por la cantidad de crímenes que han terminado con la vida de muchas féminas.

Hacen bien los legisladores en condenar la violencia contra las damas, pero eso no basta; la demencial conducta con la que actúan ciertos hombres para dañar a las mujeres es inaceptable y debe ser castigada de manera ejemplar. Ninguna agresión contra niñas, jóvenes, adultas o ancianas debe quedar impune. La ley debe aplicarse de modo riguroso y desde las familias debe acabarse con ese torcido comportamiento.

*Nota del Editor: Foto: BTU*