Alertan sobre una nueva ola de empobrecimiento en México

Diversos organismos nacionales e internacionales advirtieron que México está a punto de una nueva oleada de empobrecimiento, donde una de las causas principales sería el vergonzoso e insuficiente salario mínimo que han fijado las autoridades, mismo que ha sido criticado severamente por los trabajadores y diversos organismos de la sociedad.

Acción Ciudadana frente a la Pobreza y el Instituto de Estudios para la Transición Democrática señalaron este jueves que el salario mínimo de México es, probablemente, el más bajo del mundo. Este hecho, documentado ya por varias fuentes, no es fruto de condiciones económicas adversas, sino de decisiones políticas que lo han mantenido intencionalmente deprimido, durante más de 35 años, afirmaron ambas instituciones.

En materia de salario mínimo, nuestro país se encuentra por debajo de países como Costa Rica, Panamá, Guatemala, Belice, Honduras, Nicaragua y el Salvador.

salariominimo.jpg
*El salario mínimo vigente de cada país se toma en dólares y se convierte a pesos mexicanos tipo de cambio vigente al 1 de septiembre de 2016.

Como puede verse, economías mucho más pequeñas, menos industrializadas, con poca capacidad exportadora y sin recursos del petróleo, cuadruplican –y más-, el salario mínimo mexicano. Una situación inexplicable desde el punto de vista productivo, económico y también moral, acotaron las ONG referidas mediante un comunicado.

Además, alertaron que la situación es muy grave y lo será más en los próximos años, pues nos encaminamos a un ambiente de recesión, recorte drástico al gasto público en servicios esenciales de salud y educación, debilitados aún más por una austeridad mal entendida.

De hecho, todo parece indicar que México vivirá una nueva oleada de empobrecimiento en los próximos meses si se permite, como única política económica, la que ha sido planteada por el gobierno federal en sus criterios presupuestales de 2017, agrega la información.

“Apoyamos un manejo responsable de la economía, por supuesto. Pero la responsabilidad económica no puede estar permanentemente basada en el empobrecimiento de la población ni en la contención crónica de los salarios. El país necesita imaginar nuevas fórmulas, sintonizado con el debate económico contemporáneo pues se ha demostrado –después de más de tres décadas- que las premisas y los modelos de la política económica mexicana, se quedaron atrás, anclados en los años ochenta, y nos han llevado a un virtual estancamiento crónico sin reconocer las nuevas evidencias ni las experiencias del mundo”, finaliza la exposición de motivos.

*Elaborado con información de: Acción Ciudadana Frente a la Pobreza*